25 de mayo ¿qué festejamos?

La primera pregunta qué aparece en los cursos sobre historia argentina  es ¿por qué tenemos dos fechas (25 de mayo y 9 de julio) relacionadas con la independencia de España?

Las celebración del 25 de mayo trae el recuerdo y el homenaje a los hombres y mujeres de Buenos Aires que decidieron en cabildo abierto que la gobernación del territorio que ocupaba el virreinato del Río de la Plata debía darse por sus propios ciudadanos. Esto no implicaba una inmediata separación de España (en ese momento invadida por los franceses), sino que lograba realizar diferentes demandas que se venían sucediendo durante todo el proceso colonial. Los criollos, a la cabeza, querían participar de la cosa pública sin la intermediación del rey de España. El momento elegido fue la caída de las juntas populares que se habían creado en todo el territorio español a manos francesas. Y no es casualidad que nuestro gobierno de mayo, como el de caracas de abril, o el de México de septiembre de aquel 1810 hayan tomado el nombre de juntas. Tampoco es casual que todas hayan jurado en nombre de un rey preso, Fernando VII. Se dijo muchas veces que este juramento implicaba una máscara porque a la vez que se apoyaba al rey se buscaba la autonomía, como si esos dos hechos no pudieran formar parte de un mismo plan. La decisión de apoyar al rey preso, en contra del imperio francés, obedecía a la cercanía que este había tenido con los sectores del liberalismo español, es decir que se podía pensar que si ese rey era liberado las demandas de mayor libertad y autonomía serían escuchadas. Este es uno de los escenarios que plantea El plan de Operaciones adjudicado a Mariano Moreno. Y realmente era un escenario que evaluaba una posible caída de Napoleón pero no una avanzada tan conservadora en toda Europa como fue lo que sucedió.

Entonces el 25 de mayo es el día institucional de inicio de un camino que culminará por el enfrentamiento feroz con el orden conservador europeo en la independencia de todos los países americanos. Una independencia que se selló en lo formal un 9 de julio de 1816, pero que su fecha real es el 9 de diciembre de 1824 cuando las fuerzas americanas comandadas por el mariscal Sucre derrotan al último bastión español en América en la batalla de Ayacucho.

Hay que decir también que el 25 de mayo es el inicio de un conflicto que iba a estallar en las guerras civiles y que se mantendrá en la historia argentina, entre dos concepciones antagónicas: la mirada de la nueva nación planteada desde afuera, desde las potencias y la concepción nacional, popular y latinoamericana de nuestro destino en el continente y en el mundo. Son estas dos grandes concepciones sobre lo que debe ser la futura Argentina  las que engloban los diferentes proyectos de país. Este es el dilema de nuestro país, así como también el de Latinoamérica. Dentro de este gran dilema sobre el ser latinoamericano, puede haber diferencias en la concepción del poder como, a modo de ejemplo ocurre con marino Moreno, promotor de la unión americana y centralista, y Manuel Dorrego, también promotor de la unión americana, pero federal. Dos momentos, dos concepciones diferentes, pero el mismo destino para nuestra patria chica: transformarse en Patria Grande.

Por eso el 9 de julio, fecha en que se dicta la independencia también puede verse como un a declaración de principios hacia las potencias que un hecho de realidad. Esa realidad se estaba desarrollando desde el 25 de mayo en buenos Aires hacia todas las provincias y es en 1816 que se produce el acuerdo para sellar la independencia. Aunque en este congreso no haya participado todo el litoral argentino que en ese momento tenía ideas contrarias a la hegemonía de Buenos Aires y eran expresados por el Protector de los Pueblos Libres José Gervasio Artigas.

Las fechas históricas sirven para volver a pensar el proceso que derivó en nuestra independencia y cuan profunda fue (y es) la misma. Desde ese momento la expresión de los porteños en la política nacional fue sectaria respecto del resto de las provincias., más allá que en las jornadas de mayo haya participado una parte importante del pueblo de Buenos Aires. Un sector muy influyente por sus recursos económicos tomó las posta de la construcción de una cultura porteña alrededor del puerto de Buenos Aires priorizando la cultura europea que ingresaba por ahí, a la conocida en las provincias. Esa hegemonía no pudo romperse a lo largo de la historia y primó en el sentido común porteño la idea de vivir en una sociedad que tenía poco que ver con el resto del país y América Latina. Recién en la actualidad existe la posibilidad de ascenso al gobierno de esta ciudad por hombres que expresan la unión del destino porteño al destino nacional, y eso no es poco.

Por eso este 25 de mayo vale la pena celebrar la posibilidad que se abre en la Argentina de que la ciudad que fue capital del virreinato y del país se sume al proyecto nacional y popular que, no por casualidad, comenzó el 25 de mayo de 2003 y así comience un paso muy importante para la victoria definitiva de la batalla cultural que se desarrolla en nuestro país.

About these ads

2 pensamientos en “25 de mayo ¿qué festejamos?

  1. Prefiero la cultura Europea a la NO cultura latinoamericana…. no tengo interes de ser un Bolivia, Peru, Ecuador, Venezuela etc… este articulo no es objetivo.. cuando leo quiero hechos no leer
    con opiniones entrelazadas de lo que opina el que escribe..me gustaria una vez leer solo HECHOS y dejar que el que lea haga su propio analisis. En esa epoca habia un problema que eran las DISTANCIAS y de todos modos la revolucion empezo en Plaza de Mayo no en la provincia de Cordoba o Santa Fe… hay que analizar la historia no desde hoy sino ubicandote en la epoca…Los proceres de antes pensaban en el bien NACIONAL no como en la actualidad que solo piensan llenarse sus bolsillos..x favor..de que pensamiento nacional hablan…

  2. Sabés cuañ es el problema Dolores. Primero que no existen hechos objetivos en la historia política, existen interpretaciones que se hacen de acuerdo a la composición de la mirada que tenga quien interpreta. En segundo lugar con la cultura europea fue que la Argentina terminó devasatada en 2001, la misma que hoy aplican en toda Europa y se llama ajuste estructural. No fue la cultura americana, a esa deberíamos darle una oportunidad para tratar de conocer nuestros potenciales. En toda la historia siempre hay quienes se entregan a las causas nacionales entregandolo todo y quienes especulan, nuestra tarea es saber quien es cada uno para no equivocarnos en las elecciones. Fijate Nestor Kirchner, al tipo le dijeron desde que llegó al gobierno que venía a enriquecerse y terminó muriendo entregando todas sus horas a engrandecer al país. Lamentablemente sólo cuando algunos mueren se hacen visibles para la mayoría. Mientras tanto nos viven haciendo creer que no existe ni pensamiento nacional ni proyecto nacional y que cada uno se salve como pueda. Te garantizo que ese camino nos lleva a un proyecto de país en el que sólo unos poquitos van a vivir bien, porque los demás no tendrán oportunidades.
    un abrazo y gracias por pasar
    Ignacio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s