Nestor Kirchner

En 1997 a los 16 años perdí a mi viejo en un avión que encarnaba las consecuencias de privatizaciones, desmanejos y corrupción de la década del 90. A partir de eso mi mirada sobre la política se tiñó de una voluntad de transformar esta sociedad que podía generar tanto dolor en tantas familias. Estudié Sociología peleandola contra los que querían recortar el presupuesto, defendiendo el espacio público como un lugar de todos. Poniendo el cuerpo en las asambleas barriales, intentando generar una alternativa. Y en 2003 llegó el flaco ese que ninguno de los que andabamos por ahí conocíamos. Yo ni siquiera lo voté en 2003, me acuerdo que seguí con esos votos inconducentes de Patricia Walsh, pero en la segunda vuelta no tenía dudas. Sin embargo cuando ganó no esperaba nada. Incluso me preguntaron en esas encuestas callejeras de un canal de tele, creo que américa, que pensaba de eso, yo dije es como Menem pero a 50 por hora. Y por suerte me equivoqué, y ese flaco del que nadie de mi círculo conocía se transformó en el representante de ese espacio que permitía pensar y cambiar el país. Mirábamos en esos años como todas las organizaciones discutían si ser k o que hacer. Hubo un paso por la CTA de De gennaro que se terminó porque estaban en otro lado del que a mi me hubiera gustado. Después del cuadro de Videla, de ir a Mar del Plata a decirle en la cara a Bush que no nos iban a humillar. Nos corrió por izquierda este pingüino, y nosotros que eramos los que veníamos de la izquierda intelectual que hablaba de las estructuras. De repente vino uno que le puso nombre y apellido a esas estructuras. Algunos no quisieron mirar y decían no en realidad quiere guita, o el gobierno se pelea solo por negocio con Clarín. Y el tipo se fue así, peleandola para cambiar este país de alguna manera, nadie sabe si de la mejor manera porque no hay recetas, él intentó esa que pudo, y la verdad que no le fue nada mal. Yo que me había acercado a las Madres para ayudar, estas se hicieron kirchneristas. Y con Chavez y con Fidel, y con Evo. Nosotros que estudiabamos la historia de repente la estábamos viviendo. 4, 5, 6 años explicando porque se apoyaba esto. Y me acuerdo que con la 125 eramos poquitos en la plaza cuando hubo que ir de noche un sábado que pensabamos que nos llevaban puestos. Y pudieron cambiarlo. En eso nos casamos con mi compañera del alma un 17 de octubre de 2009. Y era gracias a él que nos había abierto el camino para creer, a nosotros los chicos de la década del 90. Y cantamos la marcha y nos cagamos de risa, alegría, amor. Quizás ese sea el legado, la alegría y el amor que tuvo por su pueblo, la firmeza de saber que esto se podía cambiar. Y el flaco se animó. Y nosotros volvimos a amar y a sonreir.

Ignacio Politzer 28/10/2010

Anuncios

2 pensamientos en “Nestor Kirchner

  1. Amigo Ignacio, siempre le vamos a reconocer a este flaco que creyó posible cambiar. Y cambió.
    Pero haber votado a Patricia Walsh en el 2001, si la votaste, y en el 2003, no pudo haber sido inconducente. Porque fue la diputada nacional que presentó el proyecto de ley para anular las infames leyes de impunidad. Y la que se lo llevó a Néstor a la Casa Rosada y se lo entregó personalmente. El mismo proyecto que en agosto del 2003 se convirtió en ley nacional.
    Como te dedicás a la historia verás que la verdad es la única realidad. Y el flaco y nosotros mismos merecemos que la verdad se cuente bien. Por eso me sentí obligado a escribir estas breves lineas, con cariño y respeto. Un abrazo peronista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s