Videla

Videla no había hablado nunca en estos años, y su voz la reconocíamos sólo por esas imágenes que mostraban a un perverso explicando que era un desaparecido: “no están, ni vivos ni muertos”. Y esta semana Videla entre todo el menjunje de la coyuntura (tomas, piquetes, quilombo en constitución y Duhalde lanzado a dominar el peronismo federal que parece que no le da mucha bola) habló. Y nos habló a los jóvenes que venimos, según él, con la cabeza un poco quemada por el marxismo “de base gramsciana” que impera desde el Estado. Que nos compramos el cuento de los desaparecidos y los nietos apropiados pero en realidad los terroristas mandaban a las embarazadas a los operativos para dar la ternura suficiente como para matar tranquilos. Con lo cual se deduce que el milico que se apropiara del pibe para Videla le hacía un favor.

La pregunta que se hace uno cuando lo escucha es si él cree todas esas boludeces que dice. O si sólo las tiene que decir. Fidel Castro le dijo una vez a una hija de desaparecidos que lo que hicieron con ellos no había ocurrido en ninguna guerra del mundo. Ella como no había sido apropiada tenía que agradecer a un ser superior o al destino.

Y Videla sigue haciendo de Videla, eso sirve porque se cae la imagen del viejito limado que se olvida la pastilla. Son cuadros, y Videla fue el principal en un momento crucial. Que haya sido condenado nuevamente es el hecho más importante del año después de la muerte de Kirchner, es el mejor regalo para los que creemos que es posible revertir las consecuencias de una dictadura que atravesó a la sociedad en su conjunto. Es la demostración hacia el mundo que lo que está pasando en Argentina no es joda, y no es para nada fácil.

Acusó al gobierno de marxistas gramscianos, es decir no troskistas, no stlainistas, no althuserrianos. Antes cuando se acusaba de comunista a cualquiera estaba la URSS detrás. Ya lo dijo León Gieco en los salieris de Charly: “que dirán por no pensar lo mismo ahora que no existe el comunismo/estarán pensando igual ahora son todos drogadictos” Pero se equivocó ahora para que somos gramscianos, un término que no prende como cuco para los sectores medios, porque Gramsci fue derrotado y ninguna experiencia mundial hoy en gobierno se reivindica como gramsciana, aunque tome cosas de su pensamiento. Que nos diga eso es fruto del desconcierto que tiene la derecha argentina, que aún no tira al peronismo por la ventana porque lo tienen a Duhalde. Pero Videla me parece que ya tenés que aprender un concepto nuevo: somos peronistas kirchneristas, y tu foto enmarcada alejada de una pared fue lo que nos hizo creer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s