Paraguay independiente

El 14 de mayo de 1811 comenzó la historia particular de una región del territorio latinoamericano que se dio en llamar como el río a orillas del cual se forjaron las primeras ciudades. El camino que se inició en 1811 y que fue hegemonizado por el liderazgo de José Gaspar Rodriguez de Francia, y luego Carlos Antonio y Francisco Solano Lopez marcó una huella para todas las incipientes naciones que rodearon a aquel país. La decisión de que su independencia sería de España y Buenos Aires marcó que no podría convivir con un proyecto centralista en lo político y sobretodo en lo económico que digitara los quehaceres desde un puerto ajeno a sus intereses. Desde ese día Paraguay demostró que un proyecto de independencia y solidaridad americana era posible y lo desarrolló tanto en lo económico como en lo cultural, teniendo así los primeros hornos de fundición y la menor cantidad de analfabetos.

Los primeros tiempos fueron díficiles para la relación con los países hermanos, ya que a partir de 1830 las nuevas naciones que comienzan a surgir no reconocían la potestad del pueblo paraguayo de darse un gobierno y una forma que no era la dictada por ninguna potencia. Esta situación se recrudeció en la década del 70 del siglo XIX donde los gobiernos brasilero, argentino y uruguayo se encolumnaron para desarrollar la masacre del pueblo paraguayo para quitar a ese país del camino que había elegido. Hacia el fin de la guerra, el único país que no había tomado deuda externa, obtiene su primer crédito de capital ingles, para su “reconstrucción”. Todo se había hecho para quitar al “tirano” Lopez, pero pese a que este ofreció su cargo la masacre continuó.

Así Paraguay entró en un terreno de dominio liberal como el resto de los países latinoamericanos, un dominio que lo llevó a una nueva guerra, esta vez con Bolivia, por un conflicto entre dos petroleras extranjeras que fue presentado como una cuestión de límites.

Luego tuvo una dictadura extendida en el tiempo que impidió el surgimiento de fuerzas renovadoras que dieran un nuevo impulso a este país tan glorioso en la historia americana.

Recién con el presidente Fernando Lugo el pueblo paraguayo volvió a levantarse para creer en un proyecto que busca la soberanía, la independencia y el bienestar para su pueblo.  Este fin de semana festejarán sus 200 años con la buena noticia de que a partir de la lucha encabezada por su presidente los paraguayos han hecho valer sus derechos sobre la energía que producen en la represa de Itaipú.

Por eso a todo el pueblo paraguayo vaya nuestro saludo latinoamericano y nuestro deseo porque ese Paraguay que nació en el siglo XIX tengas sus continuadores en nuestro presente y futuro.

IP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s