Hoy: La historia de “esto es una dictadura”

Con la noticia de que se levantaron las formalidades burocráticas para poder salir de la isla de Cuba, hoy se entera el mundo que no había prohibición, sino una serie de requisitos que tenía que tener quien se iba. Cuba es un país bloqueado económica y militarmente desde la década del 60. ¿No deberían haber tomado ninguna medida los jefes del proceso revolucionarios para cuidar a su gente? Los cubanólogos de Argentina que van con el revolucionómetro en el bolsillo para medir hasta donde es revolucionario y hasta donde es dictadura seguramente dirán “por fin libertad de salir=más libertades individuales=está todo bien”. Desde acá esperamos que al haber otorgado esa medida que era solicitada por diferentes actores políticos de la región, se pueda terminar con el bloqueo infame que aisla aún más a la isla del caribe. Y que de paso que devuelvan la propiedad del territorio de la provincia de Guantánamo, eso sería una gran noticia.

Pero me sentaba a escribir pensando en ese caballito de batalla que parece inoxidable que se expresa en la palabra dictadura y del cual viene escribiendo bastante Lucas Carrasco http://lucascarrasco.blogspot.com.ar/2012/10/sos-miami-pendeja.html. Se está escuchando bastante esa palabra, esto es una dictadura, como la dictadura, y algunas más que operan como sinónimos de esa idea. La idea de monarquía, de la reina, etcétera, etcétera. Y pensaba como los discursos de quienes tienen puestos sus intereses en juego siempre buscan el mismo lugar, que verdaderamente da buenos resultados. Podría hablar de lo que decían de Perón, la tiranía, la dictadura y muchas otras cosas. Pero pensaba antes de eso, la figura de San Martín.

José de San Martín nuestro padre de la patria, libertador de Chile y Perú es recordado por la historiografía oficial y la aledaña a la oficial como un buen militar pero pésimo político. Con ese reduccionismo se pretende ver que la obra política sanmartiniana no sirve para mucho estudiarla porque no fue buena, o más bien fue pésima. Y cuando nos metemos a ver a San Martín gobernando tenemos dos opciones ver la gestión en Cuyo o la de Perú. Si vamos a la de Perú ahí entendemos por qué hay quienes dicen que fue un pésimo político.

Si se analizan las medidas que tomó se observa que iba directamente contra el negocio de los esclavizados, como con la continuidad de la servidumbre por parte de las grandes masas de pobladores de las comunidades originarias. San Martín buscó que el Estado que nacía los protegiera como primera instancia. Esas medidas provocaron en la burguesía comercial criolla, que vivía de las comunidades,  un temor a perderlo todo si los sujetos que en la colonia eran de una casta muy inferior comenzaban a tener los mismo derechos que ellos. Y era un temor no infundado porque en ese territorio se había producido el levantamiento más importante de América hasta el proceso de independencia, la rebelión de Tupac Amaru, que había puesto en jaque no sólo el poder español, sino también el poder criollo. Por eso la independencia de Perú fue una de las que más tardó en darse, recién en 1821, consolidada en 1824. Porque los criollos no estaban muy seguros de poder controlar el proceso de liberación que ellos podían desatar.

Por eso cuando San Martín y lo mismo le ocurrirá a Simón Bolivar, pretende llevar la libertad y la igualdad a todos los sectores que habitaban el suelo peruano, se prendieron las luces rojas en todos estos. Y por supuesto no le dijeron que querían que las castas inferiores lo continuaran siendo, sino que plantearon la problemática a través de la crítica por un supuesto interés de San Martín en coronarse rey. El rey José le decían, y lo defenestraban en los periódicos de la época, controlados por los criollos. Quiere eternizarse en el poder, nos pondrá una monarquía nueva, etcétera. Y se lo decían al tipo que había batallado contra los españoles para que ellos puedieran comerciar libremente y controlar su estado. Para ellos no había contradicción, sus intereses tenían que cuidarse por sobre todas las cosas, y no interesaba entregar una parte de la población o mantenerse bajo la sujeción de España si con eso podían mantener los espacios de privilegio. Claro que la figura de San Martín les resultaba contradictoria, era quien simbolizaba la ampliación de derechos que tenían una legitimidad muy grande en toda América. Por eso para liquidarlo lo tenían que aislar, dejándolo solo políticamente e intentar que sus órdenes se cumplieran lo menos posibles. Dirían que para evitar el caos que podría significar darles derechos a quienes no están acostumbrados a usarlos.

Lo mismo ocurrió con Bolivar, el tipo que había entregado su vida para la construcción de la libertad soberana de las nuevas Repúblicas fue acusado de querer eternizarse, y frustrar la obra que había construido.

Si miramos toda la historia argentina, se ve que cada vez que se ampliaron derechos los sectores que perdieron algunos lugares de privilegio atacaron por ese lado, diciendo que “seremos como Cuba”, actualizado en “seremos como Venezuela” y que estamos ahogados por el cepo a la libertad. ¿vale la pena darles la discusión sobre qué significa la libertad a la Marina argentina, por ejemplo? Si ves que el día que condenaron a los responsables del fusilamiento de presos políticos por parte de un Estado copado por las Fuerzas Armadas se va el jefe de la Marina, supuestamente por el tema de la Fragata libertad. ¿Vale la pena sentarse con los tipos que te quieren tirar abajo por lo que les estás haciendo a sus privilegios?

Si se lo dijeron a San Martín, a Bolivar, a Perón, ¿por qué no se lo dirían a Cristina?

La operación ya está corriendo, estemos tranquilos, unidos, organizados y explicando que esto pasó y pasará hasta que desaparezcan para siempre los privilegios de las corporaciones. Más allá de las faltas, que son muchas, que tenga nuestra democracia, la salida la tenemos que hacer por adentro, no fogoneando aún más una situación en la que quien se pone en la dirección del descontento de los sectores medios (totalmente entendible) son las corporaciones que gobernaban la Argentina como querían.

Uno elige instrumento de que quiere ser.

IP

Anuncios

Un pensamiento en “Hoy: La historia de “esto es una dictadura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s