Venezuela a 11 años del golpe frustrado que marcó el camino de América Latina

 

El 11 de abril de 2002 en Argentina gobernaba Eduardo Duhalde. Todavía teníamos a un pueblo movilizado al que las posturas del nuevo gobierno elegido por el Congreso no  le cerraban y persistían las marchas y las asambleas sobre todo en la capital federal. Ese 11 de abril Duhalde estaba en una cumbre latinoamericana y sin dudarlo planteó que se había producido una situación en Venezuela que había que calificarla como un golpe de Estado. Nobleza obliga fue el primer presidente latinoamericano en denunciar esta situación. Otra cosa hizo el Reino de España que fue rapidito a reconocer al nuevo gobierno de Carmona que debutaba cesando a todos los representantes del Estado en un acto que va a quedar para la historia por lo burdo, dando a entender que creían que tenían una red resistente para hacer y deshacer en Venezuela.

El presidente Hugo Chávez fue secuestrado y a partir de ese momento tomando como bandera la frase del Che Guevara que decía que no podíamos retroceder “ni un tantico así” comenzó a transformar el rumbo de su gobierno hacia la actual Revolución Bolivariana.

En Argentina Chávez había sido vendido por los grandes medios como un milico carapintada de Venezuela, y como la mayoría de nuestro pueblo no tenía idea de la formación de las Fuerzas Armadas Venezolanas y se creía que seguramente eran iguales que las de nuestro país, esa idea cuajó y el comandante Chávez había quedado en ese lugar. Luego del golpe comenzó otro cantar. Chávez comenzó a organizar a su pueblo en en los círculos bolivarianos, comenzaron las misiones y comenzó la política muy activa hacia latinoamérica. Chávez iba a los foros sociales y era un ejemplo para todos los revolucionarios del continente.

Decimos que fue otro cantar porque ese golpe frustrado fue el primero en la historia en que un gobierno popular lograba volver al gobierno de la mano de un pueblo movilizado. Nunca había ocurrido que luego de un derrocamiento se repusiera al gobernante legítimo y que este profundizara el proceso de transformación que había comenzado. Esta cuestión de originalidad histórica estaba dando a entender algo más en América Latina. Nos empezaba a dejar ver que iban a ocurrir muchas cosas que nunca habían ocurrido. La conformación del bloque latinoamericano, las reuniones de todos los países sin Estados Unidos como tutor, la creación de diferentes instituciones continentales que abarcan toda la región. Esa era la historia que se iba a abrir no ya para Venezuela sino para toda la región el 11 de abril y los días que siguieron. La fortaleza de los nuevos procesos de transformación para la segunda gran ofensiva latinoamericana por la independencia se demostró en Venezuela para toda la región y el mundo.

Hoy ya sin Chávez con nosotros físicamente los venezolanos y los latinoamericanos recordamos ese día como el que dio inicio a un ciclo de transformaciones nunca visto en nuestra región. ese proceso va a continuar de la mano de la conducción de Nicolás Maduro cuando el pueblo concurra  masivamente el próximo domingo a apoyar la continuidad de un camino que no tiene retorno, el de la libertad de nuestros pueblos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s