Embarrar la cancha nuevamente. El atentado a la AMIA y la herida que no cierra.

 

 El 18 de julio de 1994 algo explotó en la calle Pasteur al 600 en el barrio de Monserrat de la Capital Federal y mató a 85 personas e hirió a más de 100. Desde hace 20 años los familiares de las víctimas están buscando justicia a través del poder judicial argentino. Nunca se habrán imaginado el día que perdieron a sus seres queridos, que averiguar que les había ocurrido sería una odisea que marcaría la historia del país. Nunca se habrán imaginado no tener respuesta, a más de 20 años, de que fue lo que ocurrió realmente ese día, quien puso la bomba, quien colaboró y quien se benefició. Desde el momento de la explosión el gobierno argentino, entonces dirigido por el presidente Menem, se alineó a la interpretación norteamericana e israelí de los hechos, eran épocas de relaciones carnales con el imperio del norte. Tuvieron la idea de inventar una conexión local pagandole a una persona vinculada a los desarmaderos de autos, para que testimoniara por plata lo que el juez Galeano le pedía. La causa no avanzó porque la investigación fue declarada nula diez años después de que la AMIA voló por los aires. Es una tema que interesa la política exterior norteamericana ya que desde la década del 90 hasta nuestra actualidad han puesto los cañones apuntando a los países de medio oriente e Irán siempre fue difícil de penetrar. Esta causa les servía a ese fin. Por eso cuando en 2013 la Argentina firmó un memorándum de entendimiento con Irán para que los iraníes acusados fueran interrogados por las autoridades judiciales argentinas, quienes estaban cerca de la investigación y quienes tenían intereses creados para que la situación permaneciera inamovible hicieron todo lo posible por tirar por la borda el acuerdo. Y aparece este año electoral la denuncia contra la presidenta que busca demostrar que había un acuerdo económico favorable a a Argentina a cambio de levantar las acusaciones contra los iraníes. No pasó ni una cosa ni la otra. La denuncia hace agua por los cuatro costados. Sin embargo el fiscal que presentaba la denuncia apareció muerto y los medios de comunicación masivos de la Argentina pudieron generar el título que seguramente buscaban: El denunciante de la presidenta apareció muerto. En un año electoral, seguramente querrán adelantar las elecciones o quitarle a la presidenta cualquier tipo de influencia en la elección se su sucesor o sucesora para impedir la continuidad del proyecto nacional y popular que nació en 2003 en nuestro país. Y hay que mencionar que todo esto se hace con la colaboración de servicios de inteligencia desplazados de la secretaría a fin del año pasado, con claros vínculos con los servicios secretos norteamericanos e israelíes. Antonio Stiusso, a quien nombran como la persona detrás de la investigación del atentado de la AMIA para culpar a Irán, seguramente tendrá que declarar acerca de lo que aconteció con el fiscal Nisman. Pero toda esta situación por lo que venimos viendo, probablemente nunca traiga certezas. Otra vez embarran la situación y otra vez no les importa ni las víctimas ni los familiares ni nada.
Quiénes hemos atravesado la pérdida de un familiar en eventos públicos con sectores dispuestos a que no se sepa la verdad de los hechos, pensamos en los familiares de las 85 víctimas y en la necesidad de saber qué pasó con sus familiares ese día. Pensar en los que eran chiquitos en esemomento y hoy preguntan qué pasó, y nadie sabe dar una respuesta certera.

 
 
Acá va una cronología para situarnos sobre la causa qué se está discutiendo en la actualidad.
// // <![CDATA[
var eplDoc = document; var eplLL = false;
var eS1 = 'us.img.e-planning.net';var eplArgs = { iIF:1,sV:schemeLocal() + "://ads.e-planning.net/" ,vV:"4",sI:"cdea",sec:"Nota",ss:"Nacional",eIs:["C1","NotaA1","NotaB1"] };
function eplCheckStart() {
if (document.epl) {
var e = document.epl;
if (e.eplReady()) {
return true;
} else {
e.eplInit(eplArgs);
if (eplArgs.custom) {
for (var s in eplArgs.custom) {
document.epl.setCustomAdShow(s, eplArgs.custom[s]);
}
}
return e.eplReady();
}
} else {
if (eplLL) return false;
if (!document.body) return false; var eS2; var dc = document.cookie;
var cookieName = ('https' === schemeLocal() ? 'EPLSERVER_S' : 'EPLSERVER') + '=';
var ci = dc.indexOf(cookieName);
if (ci != -1) {
ci += cookieName.length; var ce = dc.indexOf(';', ci);
if (ce == -1) ce = dc.length;
eS2 = dc.substring(ci, ce);
}
var eIF = document.createElement('IFRAME');
eIF.src = 'about:blank'; eIF.id = 'epl4iframe'; eIF.name = 'epl4iframe';
eIF.width=0; eIF.height=0; eIF.style.width='0px'; eIF.style.height='0px';
eIF.style.display='none'; document.body.appendChild(eIF);

var eIFD = eIF.contentDocument ? eIF.contentDocument : eIF.document;
eIFD.open();eIFD.write('e-planning’);eIFD.close();
var s = eIFD.createElement(‘SCRIPT’);
s.src = schemeLocal() + ‘://’ + (eS2?eS2:eS1) +’/layers/epl-41.js’;
eIFD.body.appendChild(s);
if (!eS2) {
var ss = eIFD.createElement(‘SCRIPT’);
ss.src = schemeLocal() + ‘://ads.e-planning.net/egc/4/99fc’;
eIFD.body.appendChild(ss);
}
eplLL = true;
return false;
}
}
eplCheckStart();
function eplSetAdM(eID,custF) {
if (eplCheckStart()) {
if (custF) { document.epl.setCustomAdShow(eID,eplArgs.custom[eID]); }
document.epl.showSpace(eID);
} else {
var efu = ‘eplSetAdM(“‘+eID+'”, ‘+ (custF?’true’:’false’) +’);’;
setTimeout(efu, 250);
}
}
function eplAD4M(eID,custF) {
document.write(‘

‘);
if (custF) {
if (!eplArgs.custom) { eplArgs.custom = {}; }
eplArgs.custom[eID] = custF;
}
eplSetAdM(eID, custF?true:false);
}
function schemeLocal() {
if (document.location.protocol) {
protocol = document.location.protocol;
} else {
protocol = window.top.location.protocol;
}
if (protocol) {
if (protocol.indexOf(‘https’) !== -1) {
return ‘https’;
} else {
return ‘http’;
}
}
}
// ]]>

 
 
Relación de los acontecimientos más destacados en estas dos décadas de investigación:
– 1994


18 de julio: a las 9:53 estalla un coche bomba en la Asociación Mutual Israelita de Argentina. Mueren 85 personas. El ataque se produce dos años después de uno similar contra la embajada de Israel en Buenos Aires.
Juan José Galeano, juez encargado de la investigación, viaja a Venezuela, donde recibe pruebas de la supuesta relación de Irán en el atentado.
27 de julio: las fuerzas de seguridad argentinas detienen a Carlos Telleldín, acusado de facilitar la camioneta con la que se cometió el atentado.
10 de agosto: el juez federal Juan Galeano ordena la captura de los diplomáticos iraníes Abás Zarrabi Krorasani, Mahvash Musef Gholan Reza, Ahmad Allameh Falsafi y Akbar Parvaresch.
– 1995
12 de enero: el argentino Hugo Pérez declara como sospechoso de prestar ayuda para cometer el atentado.
26 de enero: la Policía Federal argentina detiene a Juan José Martínez como supuesto comprador de la camioneta que fue utilizada como “coche bomba”.
29 de junio: dos personas, un argentino y un tunecino, detenidos por su vinculación con el atentado.
1 de julio: es detenido Oscar Castro, “El Sapito”, por su presunta relación con el primer detenido en la causa, Carlos Telleldin.
16 de julio: Carlos Telleldín acusa a la policía bonaerense de estar involucrada en el ataque terrorista.
– 1997
Julio: el fiscal Alberto Nisman se suma a la investigación del caso.
– 2001
24 de septiembre: comienza el juicio. En el banquillo se sentaron Carlos Alberto Telleldín y los policías Juan José Ribelli, Raúl Edilio Ibarra, Anastacio Ireneo Leal y Mario Norberto Bareiro.
– 2003
21 de agosto: es detenido en Londres el iraní Hade Soleimanpour, embajador de su país en la Argentina cuando ocurrió el atentado.
12 de noviembre: el Gobierno británico rechaza la extradición del ex embajador iraní en la Argentina por considerar que “no hay pruebas suficientes”.
3 diciembre: la Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires aparta del caso al juez Galeano y lo reemplaza por Rodolfo Canicoba Corral.
– 2004
2 de septiembre: después de tres años de juicio, el Tribunal Oral Número 3 absuelve a los 22 acusados de complicidad en el atentado por falta de pruebas.
13 de septiembre: la Procuración General de la Argentina crea una fiscalía especial dirigida por Alberto Nisman y Marcelo Martínez Burgos.
– 2006
30 de mayo: el juez federal Ariel Lijo cita a declarar a Hugo Anzorreguy, que presidió la Secretaria de Inteligencia del Estado (SIDE) durante el atentado y a dos de su colaboradores, Patricio Pfinnen y Alejandro Brousson.
1 de diciembre: la Justicia argentina declara prófugos a nueve ciudadanos iraníes, entre ellos, el ex presidente Hashemi Rafsanjani, a quienes acusa de complicidad en el atentado.
– 2007
15 de marzo: INTERPOL anuncia órdenes de arresto contra nueve personas, ocho de ellas iraníes.
– 2008
Mayo: el fiscal Nisman pide la detención y el procesamiento del ex presidente Carlos Menem (1989-1999), de su hermano Munir, de Galeano, de Palacios y del ex titular de los servicios secretos Hugo Anzorreguy por presunto encubrimiento en la investigación.
– 2009
27 de mayo: la Corte Suprema de la Argentina ordena la reapertura de parte de las pesquisas sobre el ataque.
21 de septiembre: la presidente Cristina Fernández, pide en la ONU a Irán que colabore con la investigación.
– 2010
22 de marzo: un tribunal de Buenos Aires confirma el procesamiento de Menem por presunto encubrimiento en la investigación del atentado.
– 2011
27 de febrero: Un cable filtrado por Wikileaks muestra que el gobierno estadounidense presionó al fiscal Nisman para que se centrara en la investigación de los autores del atentado mirando a Irán y no en el ex presidente Menem acusado de desviar presuntamente la investigación.
– 2012
30 de marzo: la Justicia argentina eleva a juicio oral una causa por el supuesto encubrimiento del atentado, por la que están procesados Menem y otros cinco imputados.
– 2013
28 de enero: las asociaciones de judíos residentes en la Argentina expresan su “enérgico rechazo” al acuerdo entre el Gobierno de Cristina Fernández e Irán para crear una comisión especial que juzgue el atentado.
– 2014
15 de mayo: la Justicia argentina declara inconstitucional el acuerdo con Irán por la causa AMIA.
– 2015
14 de enero: el fiscal Alberto Nisman denuncia a la presidente Cristina Fernández y al canciller Héctor Timerman por una presunta negociación para encubrir a los iraníes prófugos acusados del atentado.
Al mismo tiempo, los diputados opositores piden al fiscal Nisman que compareciera en el Congreso para dar detalles sobre la denuncia.
De mismo modo, el oficialismo preparó una estrategia para cerrar filas alrededor de la presidenta y pidió que la audiencia sea pública, lo que no se acordó por ser un “tema sensible”. Dos días después de conocida la acusación Timerman leyó públicamente una carta del exdirector de Interpol en la que se deja constancia del a solidez del accionar oficial.
18 de enero: aparece muerto al fiscalNisman en su domicilio, un día antes de la reunión prevista para dar cuenta de sus denuncias en el Congreso de la Nación.

 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s