El Papa y un paso al frente

¿Cuándo uno se puede acostumbrar a lo inesperado?

El mundo está cambiando y las transformaciones aparecen en espacios en donde la lógica de continuidad con el orden mundial que impera desde el fin de la segunda guerra mundial parecía ser inamovible. La iglesia católica tiene más historia que el capitalismo. Esto se ha dicho mucho. Saben como prevenirse ante las catástrofes que cada vez más seguido, son originadas por un sistema social que hace agua por todos los costados. La crisis energética, sumada a la financiera, a la del trabajo, a la ambiental y a la humanitaria forman un cóctel explosivo que está estallando por partes. El Sumo pontífice de esa Iglesia, visitó un país formado por inmigrantes como es Estados Unidos a quienes les recordó que generaron un Lincoln o un Martin Luther King para pensar la salida de la crisis que atraviesan actualmente. Es una persona que busca conmover a los inconmovibles, para quienes el dios dinero es la principal divinidad. Estados Unidos tiene demasiada pesada su mochila, pero el Sumo pontífice les marca el camino, cuando les demuestra que si la Iglesia católica puede pedir perdón a los pueblos originarios por los atropellos de la conquista española, cualquiera puede salirse de su lugar que se prefigura como inamovible. Las palabras se las lleva el viento, lo sabemos todos, y si no hay un mensaje que llegue desde los Estados como políticas públicas que frenen la lógica neoliberal que enaltece el egoísmo como principal valor social entonces será arar en el mar, como dijo Bolivar. En las incomodidades de los grandes multimedios mundiales se visualiza la crisis, no saben como tratarlo. Es noticia que el Papa vaya a cualquier lado, buscan a partir de repetir y repetir la imágenes de él comprando unos anteojos una forma de saturación que tape el mensaje. Su rol es vital para una salida pacífica que logre incluir a las grandes mayorías. Y es el Papa, una figura política que hasta hace 2 años no era pensada como clivaje de la política mundial. Todo puede renacer.

Los medios argentinos tapan a través de potenciar la idea de un argentino que es escuchado y se codea con los máximos líderes mundiales, recalcando la idea de lo argentino tapando el mensaje. Se le aplica la lógica de los rockstars, no importa lo que haga no importa lo que diga, es la imagen lo que vale. O recortar sus dichos y poner en primer término, por ejemplo, la cuestión de la pena de muerte, y no las críticas de fondo a un sistema cada día más injusto. Los medios de comunicación de las grandes empresas son parte de esa lógica neoliberal, están preparados para líderes light edulcorados. Lo mismo pasó en Argentina con Nestor Kirchner y Cristina Fernandez. La transformación luego de la crisis del 2001 se corporizó en ellos y nunca supieron como reaccionar, sino a través del ataque o directamente el ninguneo mediático sobre políticas públicas que le cambian el futuro a nuestra sociedad. En 12 años parece que algunos se acostumbraron al cambio y creen que esto es lo normal en el mundo. A veces la perspectiva ayuda a darse cuenta arriba de qué barco estamos navegando. Los que estudiamos historia sabemos que todos los procesos de transformación son reversibles, por eso muchas veces cuando se escuchan a las sirenas del conservadurismo hay que prender los alertas para seguir viendo todo lo que falta, y como en medio del marasmo que es el mundo reconocer que por suerte en Argentina hoy tenemos algo que defender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s