Guerra del Paraguay

Esta guerra infame de tres países contra uno solo, cuyos objetivos fueron sólo de destrucción de un enemigo político de la oligarquía argentina, de un enemigo político-militar de Brasil y de un enemigo económico de Inglaterra. Una guerra financiada por créditos ingleses, donde los que se enriquecieron fueron los proveedores, incluso la creada en 1968 Sociedad Rural Argentina que necesitaba colocar su carne en el interior, ya que estaba vedada la exportación por causas bromatológicas.

Recordar esta guerra es recordar que era el Paraguay en 1860. Se había constituido como país independiente a partir del asilamiento político que decidió su pueblo de la mano del Dr. José Gaspar Rodriguez de Francia. El Dr. Francia fue elegido por 4 Congresos Nacionales, en los que tuvo una participación determinante la población de menos recursos es decir, los campesinos paraguayos. Nacionalizó la iglesia, cortandole vínculos con el extranjero, estableció la educación obligatoria hasta los 14 años, creó un ejército de hombres libres y alfabetizados, estableció las estancias de la patria, nacionalizando el suelo y estableciendo su utilización al modo de la Nación Guaraní, es decir 2 cosechas por año.  Estableció el monopolio estatal de la yerba mate, y la madera. Logró producir para el mercado interno, y aún más, lo que generó un proceso de acumulación originaria que dio luego posibilidad durante el gobierno de los López a la cración industrial, de los altos hornos, del ferrocarril, y del telégrafo. La novedad en América es que esto se realizaba con capital constituido por el excedente del producto paraguayo. Toda una novedad en la época.

Paraguay era el símbolo para las provincias argentinas del interior que representaba la posibilidad de asumir un gobierno bajo otras matrices que las que implementaba Buenos Aires puerto. Por eso era necesaria la destrucción para Mitre y Sarmiento. Este genocidio fue acompañado por la persecución a las montoneras federales que lograban generar una gran deserción de soldados que iban al frente, con lo cual tuvieron que llevarlos encadenados, esto habla de lo impopular de la guerra.

Con respecto a las consecuencias geopolíticas es importante señalar, aunque lo niegue la historiografía oficial argentina, brasilera, inglesa y uruguaya, que a partir de la pérdida del mercado algodonero norteamericano por la guerra de secesión (1860-1865) los ingleses necesitaron un reemplazo, y no es casual que Paraguay se haya puesto a producir algodón y haya contraido un crédito para su reconstrucción de manos de la banca inglesa. Seguir negando políticas imperialistas por parte de Inglaterra es sencillamente una ingenuidad.

Podemos mirar en los textos de Alberdi que la denuncia de este atropello genocida contra un pueblo que estaba forjandose su destino soberanamente ya había aparecido en el momento de la guerra, luego fue silenciada en la historia y hoy casi nadie sabe siquiera de que existió.

Más Alberdi Alberdi

Adjuntamos un trabajo sobre el gobierno de Francia de Ruben Patiño guerra del paraguay patiño

Y adjuntamos otro texto, gracias a la labor de la compañera Diana Ávila que lo tipeó. Un texto fundamental para entender esta etapa. El historiador-militante uruguayo Vivian Trias nos legó uno de los mejores estudios del tema El Paraguay de Francia el Supremo a la guerra de la triple alianza. Vivian Trias