A propósito del artiguismo como movimiento argentino

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner decía hace unos días que José Gervasio Artigas hubiera querido ser argentino. Eso trajo polémica en Uruguay y en Argentina por la interpretación que se hizo sobre lo que fueron las provincias unidas del Río de la Plata que devinieron en el país que hoy conocemos como Argentina. Un aporte a esa discusión para entender porque decir Artigas argentino no es algo errado.

José Gervasio Artigas un argentino de la Banda Oriental

Cuando José Gervasio Artigas pasó a la eternidad en 1850 dejó un testamento en donde aclaraba: Yo, José Gervasio Artigas, argentino de la Banda Oriental”.

Pero, ¿cómo el padre de la patria de los uruguayos podía decir en 1850 después de 30 años de creada la república Oriental de Uruguay, qué él era argentino?

Hagamos un poquito de historia. Artigas comenzó a ser protagonista de la independencia americana como caudillo federal de la región llamada Banda Oriental, que indicado por su nombre se encontraba al este del Río Uruguay que la separaba/unía con el resto de las provincias. Esta provincia era parte del Virreinato del Río de la Plata cuya capital era Buenos Aires. Y cuando se produjo la Revolución de Mayo surgió la confrontación entre la élite política y comercial de Montevideo, centro político de la banda Oriental, con el cabildo de Buenos Aires ya que no aceptaban la insubordinación al Consejo de Regencia  (entelequia creada en España para resguardar el poder de los monarcas españoles mientras estuvieran detenidos por Napoleón). Desde Buenos Aires con Mariano Moreno a la cabeza se contestaba que el poder del rey era otorgado por el pueblo, y si el rey ya no estaba el poder volvía al pueblo.

José Artigas comenzó a organizar la zona de la campaña para hacer valer en la Banda oriental lo que estaba ocurriendo en Buenos Aires, incluso es nombrado por Mariano Moreno en el Plan de Operaciones como un personaje de la Banda Oriental a quien había que prestarle atención y confiarle la suerte de la Revolución de ese lado del río.

Con la caída del gobierno y la desaparición de la escena de Mariano Moreno la suerte del sector liderado por Artigas comenzó a enrarecerse. Los sectores más acomodados de buenos Aires no querían saber nada con un actor político que tenía su raigambre en los sectores más bajos de la sociedad y se lo hicieron saber quitándole el apoyo contra los absolutistas atrincherados en Montevideo. Artigas condujo a la mayoría de la población que vivía en la campaña a un éxodo hacia el norte por el Río Uruguay. Recompuso su fuerza y logró volver y batir a españoles y porteños en 1815. Fue cuando desarrolló el Reglamento provisorio de tierras donde declaraba que la tierra sería para los más infelices contando entre estos a las viudas pobres, zambos e indios. Era una verdadera reforma agraria durante la Revolución. La constitución de su fuerza política y social quiso hacerse presente en 1813 en la Asamblea que tenía que ser constituyente desarrollada en Buenos Aires, pero sus diputados fueron rechazados por la forma asamblearia de elección que habían tenido.

Sin embargo Artigas iría recibiendo el apoyo de varias provincias entre las que se contaban Santa Fe, Entre Rios, Corrientes, Santiago del Estero y por momentos Córdoba. Esa fuerza del litoral llegó a conformar la Liga de los Pueblos Libres cuyo protector fue Artigas. Las propuestas de esta fuerza giraban en torno a la unidad a través de federalismo, la salida de la capital de Buenos Aires y la declaración de la independencia (algo que se lograría en 1816 sin la presencia la Liga de los Pueblos Libres). Esta fuerza se desmembró debido a derrotas militares contra los portugueses que invadieron la Banda Oriental tanto como por la traición de los caudillos de Santa Fe y Entre Rios que aceptaron el gobierno de Buenos Aires como  eje articulador de la futuro país que se comenzaba a vislumbrar. 1820 fue el año en donde cayó el artiguismo como fuerza aglutinadora derrotado por portugueses y porteños que negaron a combatir contra el invasor dejando a la buena de Artigas que ocurriera con un territorio que correspondía la nueva conformación confederada.

Artigas nunca creyó en otra cosa que en la unidad del territorio que se estaba declarando independiente de España y por eso fue contrario a la separación de la República Oriental del Uruguay como fruto de las luchas entre nuestro territorio y el brasilero utilizadas por la inteligencia inglesa para garantizar que la salida al océano Atlántico no estuviera dominada sólo por dos países que en ese momento estaban en conflicto, pero que en el futuro se podrían unir.

Artigas, como Bolivar y San Martín tuvo que exiliarse, en su caso el destino fue el Paraguay donde los campesinos lo llamaron el padre de los pobres y no volvió nunca a la Banda oriental transformada en un país. Con su partida dejó claro el mensaje de la unidad que debió ser, pese a los constructores de historia oficialmente desfigurada uruguayos y argentinos. Yo artigas, argentino de la Banda Oriental era una declaración de principios, esta tierra tenía que estar unida.

Anuncios

Andresito

Los pueblos originarios de nuestro continente participaron del proceso que llevó a la independencia de españa de forma muy activa. Ellos venían resistiendo desde hacia 300 años y su sabiduría los llevó a ocupar espacios importantes. Andresito Artigas fue el hijo adoptivo del caudillo oriental, y se desempeó como gobernador de Corrientes además de hombre clave para las batallas militares. Aquí les dejamos un texto de Oscar valero sobre este guaraní que dio ejemplo.andresito-oscar-valero1

Artigas

Un Primer acercamiento al proceso de independencia rioplatense requiere conocer a José Gervasio Artigas, caudillo del pueblo oriental que buscó la unificación del territorio de la Banda Oriental con el resto de lo que hoy es Argentina. Fue traicionado por los porteños que nunca se pronunciaron contra la invasión portuguesa de la Banda Orientalde de 1816 al 20. Llegó a conformar un ejército popular que buscó imponer otro orden de cosas al proyecto porteño se sumisión de las provincias. Así creó la Liga de los pueblos libres a la que se sumaron las provincias de Corrientes, Entre Rios, las Misiones jesuiticas(aun no era provincia), Santa Fe, Cordoba, y llegó a tener adherentes en Santiago del Estero. Pretendia la inclusión de zambos, negros, indios y mujeres pobres en el proyecto de país. Nunca se lo perdonaron, y por eso ese “mal ejemplo” no se cuenta en los colegios. Les dejamos un texto de Germán Ibañez sobre el proceso artiguista.artigas-german-ibanez1